EL JUEGO DEPORTIVO

El Juego Deportivo no es una actividad nueva en la historia de la humanidad pues siempre ha desempeñado un papel importante en la vida cotidiana de las diferentes comunidades a lo largo del tiempo y del espacio. Puede ser considerado como una fuerza instintiva, anterior a la aparición de la cultura siendo, después de la alimentación, una de las formas de interrelación con el entorno más antigua de la especie humana. La Cultura es un instrumento que el hombre crea para adaptarse mejor a su medio natural y social, de tal forma que, conforme cambian las circunstancias que rodean al hombre, la Cultura, si quiere seguir manteniendo su función dentro de la sociedad, debe cambiar y adaptarse a la nueva situación. El Juego Deportivo a través de la historia se ha comportado y desarrollado con estas características propias de cualquier manifestación cultural, se ha ido adaptando constantemente a las necesidades de cada sociedad.

Desde sus orígenes ha mantenido las mismas cualidades que lo caracteriza hoy en día, y que podríamos resumir en su capacidad como medio de formación física y espiritual (aspecto utilitario de la eficacia y adaptación al entorno); como medio de esparcimiento (al ser principalmente una actividad que cubre el tiempo de ocio de las personas); y ya en períodos históricos como medio de control (los poderes instituidos lo ha utilizado y lo utilizan aún en la actualidad como medio de control y manipulación de la sociedad).

En nuestro caso, a lo largo de la historia han pasado numerosos pueblos por la Península Ibérica dejando una gran riqueza de juegos, aunque la mayor influencia, entre las recibidas, fue la que se produjo con la romanización, que dejó un gran número de juegos que han llegado a nosotros, hecho acreditado por la multitud de restos arqueológicos y documentación encontrada. También se han desarrollado manifestaciones propias, como son los juegos con animales (tauromaquia), las danzas que incorporan elementos de habilidad deportiva y otros juegos como los bolos o las diferentes torres humanas que se levantan por toda la geografía peninsular.

Museo del Juego © 2005-2013

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies